Cinco consejos para el éxito en la traducción jurada de documentos

Homem realizando a tradução juramentada

Comprueba qué hacer para tener éxito en ese servicio tan importante

La traducción de documentos oficiales, que técnicamente se llama traducción jurada o traducción pública, es muy solicitada, una vez que es esencial para quienes desean viajar a otros países, por trabajo, estudios u ocio, para que no tengan ningún tipo de problema burocrático.

Sin embargo, se presta el servicio de forma un poco diferente de los demás tipos de traducción – por ejemplo, es realizado por profesionales que necesitan estar debidamente matriculados en el registro mercantil de sus estados, entre otras exigencias especiales.

Comprobemos algunos consejos que afectan directa y positivamente el éxito de ese tipo de traducción para que se puedan atender plenamente todas las necesidades de quienes la buscan y, además, ofrecerles una relación costo-beneficio estupenda.

¿Qué hacer para obtener una traducción jurada de documentos de calidad?

Se pueden utilizar algunos consejos para mejorar el aprovechamiento de tal actividad, que es bastante solicitada: de acuerdo con el Anuario Braztoa 2019 de la Asociación Brasileña de los Operadores de Turismo, 1,5 millones de brasileños viajaron al extranjero en el 2018.

Eso significa que tales personas probablemente tuvieron que buscar la traducción jurada de documentos, además de otras que también pueden haber recurrido al servicio para cualquier tipo de comprobación legal fuera de Brasil.

Comprobemos los consejos:

1. Matricúlate en el registro mercantil de tu estado

Primero, el traductor queda obligado a matricularse en el registro mercantil del estado en que actúa. De lo contrario, no estará autorizado a prestar el servicio de traducción jurada de documentos.

Eso sucede porque tales profesionales necesitan recibir fe pública, una autenticación de que sus actos son verdaderos. Es como si el traductor comprobara que el documento realmente tiene validez jurídica, sin que uno tenga que recurrir al Poder Judicial para ello.

Sin embargo, para matricularse, es necesario haber aprobado una oposición organizada por el registro mercantil del propio estado de residencia. Para obtener más informaciones sobre el trámite, puedes hacerle una consulta a tal organismo.

Pero es importante saber que dichas oposiciones no suelen suceder con tanta frecuencia, es decir, es importante estar atento a posibles inscripciones.

2. Ten conocimientos profundos sobre los idiomas de origen y destino

La traducción jurada de documentos no es necesariamente más importante que las demás, una vez que cada una de ellas cuenta con sus particularidades, pero sí es verdad que la responsabilidad de los traductores jurados es inmensa.

Además de trabajar con documentos sensibles, cualquier error, por pequeño que sea, puede perjudicar completamente el objetivo de la traducción, lo que significa que son indispensables conocimientos completos de los dos idiomas en cuestión.

Eso también ayuda a uno a comprender por qué la selección de nuevos traductores es tan estricta, una vez que es obligatorio cerciorarse de sus plenos conocimientos sobre los idiomas para evitarse problemas posteriores.

3. Estudia la cultura local

Aunque no se trate de una traducción simple, que suele tratar con detalles culturales, es indispensable que el profesional también posea conocimientos sobre la cultura de los países de los documentos con que trabaja.

Eso no quiere decir que deba ser un conocedor absoluto de esos temas, pero es necesario que tenga buenos conocimientos y sepa adónde recurrir para obtener más informaciones para el buen desempeño de sus actividades profesionales.

De esa forma, si se encuentra con algún término o alguna expresión de connotación cultural, el traductor sabrá qué hacer durante la realización de la traducción jurada de documentos para que se garantice su calidad.

4. Verifica la diagramación del documento

Otra gran diferencia que la traducción jurada de documentos marca con relación a las demás es que el documento traducido debe ser estandarizado en todos los casos.

Cuando se trata de una traducción simple o una traducción técnica, el contenido traducido puede entregarse impreso, en un archivo digital o de la forma que haya sido ajustada con el cliente, es decir, hay todo un abanico de opciones.

Así no es con la traducción jurada de documentos. Con independencia del documento original, el contenido traducido siempre se agregará al papel membretado estándar del traductor, es decir, la traducción nunca tendrá el mismo formato y la misma diagramación del documento original.

Es importante que los clientes lo sepan para que no les parezca raro cuando reciban la traducción en un formato distinto de lo que podrían haberse imaginado, pero conforme a las debidas exigencias legales.

Véase también: Los documentos más comunes en la traducción jurada.

5. Cuidado con todos los pequeños detalles

Por último, pero no por ello menos importante, cada mínimo detalle del documento original debe ser analizado para que se traduzca en su totalidad.

Ésa es otra diferencia muy característica de la traducción jurada de documentos, que debe contener absolutamente todo lo que aparece en el documento original, incluso los nombres de los organismos emisores, las eventuales siglas, sellos, estampillas y cualesquiera otras informaciones que figuren en todo el extremo del original.

Si alguna de esas informaciones no figura en la traducción, su integridad puede quedar comprometida, lo que automáticamente la invalida y, consecuentemente, perjudica su uso a los efectos oportunos.

Cabe resaltar que la validez del documento traducido existe solamente cuando se presenta juntamente con el documento original. Luego, siempre es posible saber si falta alguna información en la traducción.

Traducción jurada de documentos: un servicio que exige exactitud absoluta

Por supuesto, toda traducción debe realizarse con excelencia, sea cual fuere su objetivo, pero la traducción jurada de documentos está en un nivel distinto porque trata de temas legales y burocráticos, diferentemente de las demás.

También suelen contener algunos elementos en común con las traducciones técnicas, teniendo en cuenta la jerga formal y específica utilizada en muchos documentos, especialmente contratos, actas judiciales, poderes, entre otros, lo que exige que el profesional también posea ese tipo específico de conocimiento.

Para evitar los errores más comunes en la traducción jurada de documentos, es esencial buscar a profesionales debidamente capacitados, matriculados en el registro mercantil de sus respectivos estados de actuación y experimentados en el ramo para que ofrezcan traducciones con todos los resultados deseados.

Tras conocer algunos consejos para la traducción jurada de documentos, es evidente la importancia de contar con una empresa de traducción con décadas de experiencia en el mercado y un equipo de profesionales especialistas en el tema. Así, la integridad, la calidad y la validez jurídica del documento quedarán garantizadas.

Solicite sua Tradução

Postagens Relacionadas