La extracción de términos en la traducción: ¿sabes qué es?

Ese tema es determinante para brindarle agilidad y eficiencia a las traducciones

La traducción es un servicio que abarca una serie de temas técnicos, muchas veces desconocidos por quienes no tienen conocimientos profundos sobre ellos, y la extracción de términos en la traducción es una de esas cuestiones.

El término puede sonar como algo complejo y realmente conlleva un abordaje diferenciado, pero cuando se utiliza bien la técnica, es posible obtener excelentes resultados en materia de asertividad, agilidad y costo-beneficio.

Comprendamos mejor de qué se trata y cómo es aplicada en las traducciones en pro de resultados más eficaces.

¿Qué es la extracción de términos en la traducción?

Es un proceso que consiste en la retirada de la terminología de algún contenido, con independencia de su asunto, para que se pueda crear algo como un banco de datos de palabras, que abastecerá la memoria de traducción del idioma en cuestión.

El uso de algunos términos técnicos puede hacer que el tema parezca más difícil de lo que realmente es, pero basta con analizarlo por partes para comprender su finalidad.

Todo contenido tiene su terminología propia, que, por definición, es el conjunto de términos específicos o el sistema de palabras utilizado. Por ejemplo, la terminología química trata de los términos que se utilizan en tal área del conocimiento, así como la terminología del derecho, de la medicina y así sucesivamente.

Corresponde también a cualquier otro contenido que deba ser traducido, como una declaración, un artículo científico, la letra de una canción o el manual de un automóvil.

La memoria de traducción a su vez, ya ha sido mencionada aquí anteriormente. Es una de las principales herramientas de traducción y es fundamental para que los profesionales puedan desempeñar sus actividades con más agilidad y eficiencia.

El nombre técnico es herramienta de traducción asistida por computadora (computer-assisted translation) o CAT tool y su finalidad es la de, literalmente, memorizar los términos que ya hayan sido traducidos por el profesional. Así, cuando el traductor vuelva a encontrarlos, no tendrá que hacer el trabajo manualmente otra vez.

A diferencia de la traducción automática, en que todo el proceso se lleva a cabo sin intervención manual y se realiza completamente por sistemas automáticos, como el aprendizaje automático (machine learning), las herramientas CAT realmente memorizan lo que un traductor profesional haya traducido anteriormente.

Por lo tanto, se puede decir que la extracción de términos en la traducción es un sistema que permite que los profesionales del área abastezcan sus memorias de traducción con datos fiables y relevantes al mismo tiempo en que permite que concluyan los servicios de traducción en plazos más cortos.

¿Cómo funciona la extracción de términos en la traducción?

En la práctica, existen dos tipos distintos: el manual y el automático – aunque sea importante resaltar que ninguno de ellos es totalmente automatizado.

Sus características son las siguientes:

Extracción manual

Se trata de un proceso más trabajoso, en que el profesional de la traducción analiza cautelosamente el texto y, a partir de ahí, agrega las palabras que juzgue necesarias a su memoria de traducción.

Posteriormente, puede proseguir con su traducción, en un conjunto de procedimientos laboriosos, pero que aun así le brindan más practicidad y agilidad en comparación con el proceso manual, sin cualquier ayuda de la extracción de términos en la traducción.

Además, mientras realiza esa actividad, el profesional obtiene un banco de datos más rico y actualizado, lo que lo ayudará con demandas posteriores.

Extração de termos na tradução: o que é

Extracción automática

Aquí, el análisis del contenido se lleva a cabo automáticamente, con la ayuda de una computadora, que digitaliza el documento y, en seguida, extrae términos y frases de acuerdo con lo que haya sido previamente programado.

El profesional de traducción puede introducir algunos parámetros para la extracción de frases o términos, como le parezca adecuado según cada tipo de contenido, de modo que no necesite analizar manualmente el documento en su totalidad.

Sin embargo, como se trata de un sistema automático, hay algunos problemas que el profesional de traducción puede encontrar, como el hecho de que el programa, a veces, no comprenda la forma lexical de determinada palabra u oración.

La palabra stand, por ejemplo, tiene como significados algunos verbos (aguantar, levantarse, ponerse de pie, estar de pie) y algunos sustantivos (estante, anaquel, soporte, apoyo, caseta, puesto, caballete, plataforma, percha). La extracción automática no tiene en cuenta esas diferencias.

Eso es algo bastante perjudicial para la extracción de términos en la traducción, una vez que el profesional puede haber tenido una intención y recibido un resultado absolutamente diferente, lo que pone en riesgo la credibilidad y aun la inteligibilidad de su trabajo.

Cabe resaltar que la extracción automática posee una buena concordancia, es decir, analiza el contexto para generar resultados más naturales, pero las limitaciones existentes hacen que la tecnología todavía no produzca traducciones definitivas y completamente asertivas.

De hecho, las extracciones automáticas suelen exigir labores de posedición, que funcionan como un análisis general en busca de eventuales errores y problemas.

¿Es benéfico recurrir a la extracción de términos en la traducción?

Seguramente. Cuando se utiliza de forma correcta y con la debida atención, los servicios se prestan con mucho más agilidad, pero sin abandonar la eficiencia y la asertividad.

Otro tema es el abordaje a terminologías relacionadas con variaciones lingüísticas que existen en el mismo idioma, como es el caso del portugués de Brasil, Portugal y Angola, por ejemplo. Cuando se conocen las palabras buscadas, la extracción y la actualización en la memoria de traducción suceden con más rapidez.

Cuando se habla de traducciones automáticas y por crowdsourcing en comparación con un traductor profesional, es evidente que la segunda opción es mucho mejor. Aunque la tecnología se desarrolle con mucha rapidez, los profesionales del área tienen su espacio garantizado en el mercado.

Eso puede decirse con convicción, ya que aunque las inversiones en traducción automática y aprendizaje automático asciendan a cifras que llaman la atención, la intervención humana es esencial por su capacidad de raciocinio, que aún es invencible en comparación con sistemas automáticos.

La extracción de términos en la traducción es una técnica altamente benéfica y, cuando es utilizada por una empresa de traducción responsable y fiable, tiende a producir resultados incomparables en cuanto a plazo de entrega y relación costo-beneficio, es decir, todavía será utilizada por mucho tiempo en esa área.

Solicite sua Tradução

Postagens Relacionadas