El traductor jurado de español – encuentra a ese profesional en Fidelity

Comprueba por qué es necesario delegar ese servicio a un traductor jurado profesional

La traducción jurada es un servicio esencial para la globalización, una tendencia en alza en todo el mundo. Si necesitas a un traductor jurado de español, es fundamental contar con los servicios de un profesional del área.

Es importante debido a la especialización que los traductores profesionales poseen, a su preparación para tratar con las exigencias de los clientes y, además, al hecho de que son traductores públicos investidos y acreditados.

Comprueba qué es la traducción jurada, conoce mejor la lengua española y comprende por qué existe la necesidad de contratar a un profesional para ese servicio.

¿Cuál es la función de un traductor jurado de español?

Realizar la traducción de documentos del español al portugués y del portugués al español, además de la interpretación, significa traducir una lengua a la otra de forma oral.

El trabajo de un traductor jurado de español está directamente relacionado con el idioma oficial de España y varios otros países, pero sus funciones van mucho más allá. Se encarga de la traducción de documentos oficiales, es decir, todo lo que tenga validez legal.

También conocido como traductor público o, técnicamente, traductor público e intérprete comercial (TPIC), ese profesional debe aprobar una oposición en el registro mercantil del estado en que vive y ser debidamente investido para empezar a trabajar en esa función.

Ese proceso es necesario porque el oficio del traductor jurado pasa a ser investido de fe pública, lo que le permite otorgar validez legal a los documentos que traduzca sin que necesite recurrir a cualquier organismo público para ello.

Por eso, cuando se trata de saber cuánto vale un servicio de traducción, la modalidad jurada suele tener un valor más alto, justamente por la especificidad en su realización y la cantidad menor de profesionales en el mercado con relación a los demás traductores profesionales.

¿Cómo es el idioma español con relación al portugués?

Son bien distintos en algunos puntos. Puede sorprender a algunas personas, principalmente quienes no saben tanto al respecto, pero es la verdad: el español no se parece tanto a la lengua portuguesa como se suele pensar.

Una de las características que más llama la atención es el hecho de que el español es un idioma fonético, es decir, se pronuncian todas las letras exactamente como aparecen en las palabras, lo que es bien diferente de otros idiomas.

Por ejemplo, en portugués, la palabra “abacate” suele pronunciarse “abacati”, al igual que “ele”, que se dice “eli”, y “pesado”, que verbalmente se convierte en “pesadu”, entre otros ejemplos en la forma oral y coloquial de la lengua.

Eso no pasa en el español. “Aguacate” se pronuncia con “e” en la última sílaba, mientras que “pesado” se dice “pesado”, con la pronunciación exacta de la “o” al final de la palabra.

En español, el alfabeto utilizado es el romano y tiene 27 letras: las 26 que conocemos, más la letra ñ. Cada una de las cinco vocales se pronuncia de una sola manera, diferentemente del inglés, en que “mine” y “mid”, por ejemplo, poseen la vocal “i”, pero se pronuncian de formas distintas.

Las vocales en español sólo pueden tener un acento, el agudo (´), es decir, “á”, “é”, “í”, “ó” y “ú”, además, no puede haber más de un acento por palabra. A su vez, la “h” es la única letra silenciosa, que no se pronuncia, como en “hola”, por ejemplo, que se dice “ola”.

Son algunas de las características más conocidas del idioma español, que aclaran las diferencias con relación a la lengua portuguesa.

¿Qué palabras pueden confundir a los legos en el idioma español?

El traductor jurado de español conoce los cuidados esenciales con la traducción de falsos amigos, pero pueden sorprender a los incautos y a las personas que no conocen tan bien el idioma. Algunos de los ejemplos de falsos amigos más conocidos entre el español y el portugués son los siguientes:

Abonar: pagar
Aderezo: tempero
Almohada: travesseiro
Apellido: sobrenome
Borracha: bêbada
Cachorro: filhote de qualquer mamífero, não apenas dos cães
Conozco: conheço
Dirección: endereço
Enojar: aborrecer
Frente: testa
Grasa: gordura
Jamón: presunto
Juguete: brinquedo
Novela: romance
Pasta: massa
Polvo:
Presunto: suposto
Rico: encantador
Sitio:lugar, local
Taller: oficina
Vaso: copo
Zurdo: canhoto

¿Cuándo recurrir a los servicios de un traductor jurado de español?

Siempre que sea necesario traducir cualquier tipo de documento que necesite la comprobación de su validez legal, de naturaleza personal, profesional o académica.

Entre los documentos más comunes en la traducción jurada, sobresalen los siguientes:

Partidas de nacimiento, matrimonio, divorcio o defunción;
Expedientes académicos y certificados analíticos de estudios;
Informes técnicos de ingeniería;
Escritos y demandas judiciales;
Poderes;
Documentos de transporte internacional;
Contratos jurídicos.

Además de los ejemplos susodichos, cualquier otro documento que exija la comprobación de su validez legal puede ser delegado a los servicios de un traductor jurado de español. Cabe resaltar que la validez del documento traducido solamente puede ser confirmada cuando se presente juntamente con el documento original.

El español es uno de los idiomas más solicitados entre los traductores de documentos, una vez que es utilizado como lengua oficial en más de 20 países, lo que también lo convierte en uno de los principales idiomas del mundo.

Cuenta con un traductor jurado de español siempre que lo necesites

Sea cual fuere tu necesidad, es fundamental elegir a un traductor público de español fiable y experimentado, que sea capaz de prestar servicios que satisfagan las necesidades y las exigencias de sus clientes.

Para eso, hay que recurrir a una empresa de traducción que sea tradicional en el mercado, lo que garantiza que ha adquirido los conocimientos necesarios para una atención de calidad y que selecciona solamente a profesionales altamente capacitados para que formen parte de su equipo.

Fidelity es una empresa que actúa en el ramo de traducciones desde 1970, es decir, son 49 años de experiencia, durante los cuales miles de clientes ya han sido atendidos con excelencia.

Por lo tanto, cuando necesites a un traductor jurado de español, cuenta con Fidelity y dispón de una empresa de traducción que es referencia en Latinoamérica, con credibilidad y respeto adquiridos a lo largo de décadas de actuación en el ramo, además de un equipo de profesionales debidamente especializados.

Solicite su traducción

Postagens Relacionadas