Traducción jurada con firma digital

Comprueba cómo la traducción jurada de documentos puede ser simplificada con el servicio de firma digital

Con las facilidades del mundo moderno, han cambiado muchas cosas. Desde hace algunos años, las formas de relacionarse de las personas y aun de prestar servicios han adquirido un toque de tecnología.

El principal objetivo para la adopción de tales cambios es simple: facilitar y simplificar la vida de la gente – y justamente de eso hablaremos hoy.

En el área de la traducción, se aplican esas tecnologías para desburocratizar los servicios, lo que hace que los clientes tengan más tiempo y agilidad para resolver sus asuntos.

En ese sentido, la traducción jurada con firma digital es una de las actividades que más promueven beneficios para quienes necesitan ese tipo de servicio.

Pero, a fin de cuentas, ¿qué es y cómo funciona ese tipo de traducción? Compruébalo a continuación:

¿Qué es la traducción jurada?

Se define como traducción jurada el servicio de traducción de un documento oficial de un idioma a otro, como diplomas, partidas de matrimonio, testamentos, poderes, entre otros.

Ese servicio es muy solicitado por quienes se han titulado en el extranjero, por ejemplo, pero desean reanudar los estudios en el propio país o también por quienes se han casado en el extranjero.

Además, la traducción jurada es indispensable para las empresas que posean acuerdos comerciales con instituciones extranjeras con la finalidad de validar esas transacciones en ambos países.

Para que tal documento tenga validez jurídica en Brasil, es necesario que pase por el proceso y que un traductor jurado acreditado valide sus informaciones a fin de reproducir los mismos valores jurídicos del país de emisión del documento.

Ese profesional – necesariamente – debe aprobar una oposición para que obtenga el derecho de dar fe pública, es decir, otorgar validez jurídica a los documentos traducidos por él, sin que sea necesario comprobarla tras cada servicio prestado.

¿Qué es la firma digital?

Es la técnica que utiliza la criptografía para darles seguridad e integridad a los documentos digitales. La firma digital es una de las ventajas incorporadas a la traducción jurada con el objetivo de simplificar los trámites.

Como es equivalente a una firma común y presencial, los documentos firmados digitalmente poseen el mismo valor legal y, por lo tanto, han generado innúmeros beneficios para quienes poseen limitaciones o aun para quienes necesitan resolver asuntos con más rapidez.

¿Cómo funciona el servicio?

Para disfrutar las ventajas de la traducción jurada con firma digital, primero es necesario que el cliente cuente con un certificado digital propio.

Se trata de la identidad electrónica de una persona natural o jurídica, generada por una autoridad certificadora – una empresa encargada de verificar los documentos personales y validar las informaciones presentadas.

Esas empresas equivalen a los organismos de emisión de documentos ya conocidos, como la dirección de tránsito y el registro civil, por ejemplo.

En la práctica, ese certificado es un archivo cifrado altamente complejo que almacena los datos referentes a la persona o la empresa en cuestión, con un plazo de validez determinado.

Tales elementos son protegidos por claves de seguridad fundamentales para la conclusión del trámite de firma digital.

En la traducción jurada, los documentos pueden ser transmitidos y firmados sin la certificación de la firma del traductor, lo que simplifica y desburocratiza el proceso para ambas partes.

Las ventajas de la traducción jurada con firma digital

Además de perfeccionar el servicio y dejarlo aún más práctico, la traducción jurada con firma digital tiene muchísimas ventajas.

Más seguridad en las operaciones

Uno de los principales puntos positivos al optar por ese tipo de servicio es la seguridad. Como los datos son transmitidos con la criptografía, se evitan casos de falsificación o aun de plagio, por ejemplo.

Recorte de costos

El proceso también facilita el recorte de costos, una vez que elimina la necesidad de certificar la firma del traductor jurado y de los portadores del documento.

Practicidad y agilidad

Con la tecnología cada vez más presente en nuestras vidas, optar por servicios que ahorren tiempo y sean menos burocráticos es, por supuesto, uno de los deseos de muchas personas. A fin de cuentas, a nadie le gusta pasar horas haciendo fila en la notaría, ¿no es cierto?

Como se trata de una actividad completamente digital, logras no sólo resolver tus asuntos con más facilidad, sino también con más rapidez, una vez que son necesarios solamente algunos clics para transmitir las informaciones.

Una alternativa sostenible

Otra ventaja de la traducción jurada con firma digital es el tema de la sostenibilidad del negocio, una vez que no exige el uso de papel y tinta de impresión, evitándose así su desperdicio.

Además, quienes optan por ese tipo de servicio pueden enviar sus documentos traducidos a cualquier parte del mundo con más facilidad con un simple correo, por ejemplo, ya que están presentes en el entorno digital, ahorrando tiempo y dinero.

Solicite sua Tradução

Postagens Relacionadas