¿Quieres vivir en Alemania? Comprueba los consejos para obtener la ciudadanía

Regras para cidadania alemã

Comprueba qué hacer para convertirse en ciudadano alemán

Einigkeit und Recht und Freiheit: ése es el lema de Alemania, que significa “unión y justicia y libertad”. El país europeo tiene la cuarta economía más grande del mundo por PIB nominal y ése es uno, entre tantos otros motivos, que hacen que personas de todo el mundo traten de saber cuáles son las reglas para la ciudadanía alemana.

Ésa es una posibilidad que llama la atención, una vez que, además de vivir en el país alemán y gozar de todas las ventajas que poseen sus ciudadanos, tales personas también se convierten en ciudadanas europeas, lo que crea oportunidades fantásticas en varios territorios.

La oferta es excelente y, aun así, se puede alcanzarla. Para ayudarte en esta misión, hemos separado algunas informaciones sobre el país y qué necesitas hacer para convertirte en ciudadano alemán.

¿Vale la pena vivir en Alemania?

Sí. Alemania es un país lleno de puntos positivos y sobresale entre los destinos a que los brasileños desean mudarse.

De acuerdo con una estimación del 2009 del Ministerio de Relaciones Exteriores, también conocido como Itamaraty, en el momento de la encuesta, había cerca de 89.000 brasileños viviendo en Alemania, es decir, 0,108% de la población del país en ese año, calculada en 81,8 millones de personas.

Algunas de las ventajas de vivir en Alemania son las siguientes:

 

Nueve fronteras

Alemania les encantará a quienes les guste conocer culturas distintas, una vez que el país limita con Francia, Luxemburgo, Bélgica, los Países Bajos, Dinamarca, Polonia, República Checa, Austria y Suiza.

 

Exquisitas cervezas

A los alemanes les gusta la cerveza como a los brasileños les gusta la cachaça. El país tiene varios festivales en que la bebida es la protagonista, del famoso Oktoberfest a los menos conocidos, como el Cannstatter Volksfest en Stuttgart y Bergkirchweih en Erlangen, además, por supuesto, de las varias opciones por los bares y los restaurantes del país.

 

Escenarios fantásticos

De la nieve de los Alpes a las arenas de las playas norteñas, Alemania cuenta con paisajes hermosos. Hay lugares para acampar, con aguas cristalinas, paseos en bote y oportunidades sensacionales.

 

Sistema lujoso de trenes

Aunque no sea tan barato como en otros países, el sistema de ferrocarriles alemán es uno de los mejores cuando se trata de tecnología y agilidad. Para ir de Hamburgo a Múnich, por ejemplo, se puede recorrer el trayecto de aproximadamente 800 km en solamente seis horas. Aun la segunda clase le brinda a uno mucha comodidad y se consideraría la primera clase en muchos otros países.

 

Muchos días festivos

Esos feriados no se descuentan de tus vacaciones por ley. Por lo tanto, además de tener 30 días al año para descansar y relajarte, un periodo que varias empresas adoptan como estándar, tendrás más días a lo largo del año para pasarla bien y conocer el país. En el estado de Baviera, por ejemplo, hay 13 días festivos.

 

Facilidad para obtener trabajo

La sólida salud económica de Alemania hace que sea mucho más fácil obtener trabajo allí que en otros países. El desempleo está en niveles bien bajos y quienes tienen enseñanza superior probablemente lograrán un cargo en su área.

 

Estupendos beneficios familiares

Los nuevos padres y madres pueden dividir entre ellos un periodo de 14 meses de licencia remunerada, lo que significa que cada uno puede pasar siete meses en la casa o que las madres pueden pasar 10 meses y los padres cuatro meses, por ejemplo. Además, en el año de 2017, los padres de hasta dos niños recibían EUR 192 por hijo directamente del gobierno, un monto que ascendía a EUR 198 con el tercer hijo y EUR 223 a partir del cuarto hijo, hasta que cumplieran 25 años de edad.

Véase también: ¿Cuáles son los mejores países para seguir una carrera internacional?

¿Cuáles son las reglas para la ciudadanía alemana?

Como hemos visto anteriormente, no faltan beneficios para los ciudadanos alemanes. Según las reglas para la ciudadanía alemana, hay que cumplir uno de los siguientes requisitos para obtenerla:

 

  • Hijos descendientes de madres alemanas: las personas que descienden de una madre alemana que, en el momento del nacimiento, no era casada con el padre del niño. Las casadas deben presentar una declaración específica de un organismo alemán;

 

 

  • Hijos de padres alemanes: quien sea hijo de padre alemán puede obtener la ciudadanía, con independencia de que el padre esté o no esté casado con la madre del niño en el momento del nacimiento;

 

 

  • Matrimonio con ciudadanos alemanes: existe esa posibilidad, aunque sea relativamente remota – solamente funciona si el matrimonio ha ocurrido antes de 1953;

 

 

  • Residencia de largo tiempo en Alemania: quienes viven en Alemania hace por lo menos ocho años también satisfacen los requisitos de las reglas para la ciudadanía alemana y, así, pueden solicitarla.

 

En el caso de la ciudadanía adquirida por parentesco, se deben obtener los documentos del antepasado hijo de padres alemanes que haya sido el primero de la familia a mudarse a Brasil.

Si el nacimiento del antepasado ha ocurrido después de 1914, será necesario contar con la partida de nacimiento y el acta de matrimonio de los padres del inmigrante. Tales documentos también deben ser presentados por el solicitante, juntamente con el pasaporte o el documento de identidad y el comprobante de residencia propio y de sus descendientes.

Ese trámite puede hacerse en el consulado alemán del estado del solicitante. Si se confirma la posibilidad y si todos los documentos solicitados obran en tu poder, la etapa siguiente consiste en esperar en una fila hasta la convocación del organismo.

Si los documentos están correctos, los consulados solicitarán la presencia de los solicitantes para que se matriculen en el registro consular. A partir de ese momento, hay que esperar la conclusión y programar la emisión del tan soñado pasaporte alemán.

Para quienes ya viven hace por lo menos ocho años en Alemania, los trámites son distintos y deben hacerse en el propio país.

¿Cumples los requisitos para obtener la ciudadanía alemana? Entonces, aprovecha la oportunidad

Tener los mismos derechos de un ciudadano alemán de nacimiento es una gran ventaja y puede agregar beneficios a tu vida personal, profesional y académica. Por eso, si tienes algún familiar alemán, reúne tus documentos, verifica si cumples las exigencias y, si tienes alguna duda, busca el consulado del país.

Si es que cumples las reglas para la ciudadanía alemana, no te olvides de que necesitarás el servicio de traducción jurada y, posiblemente, otros servicios de una empresa de traducción para que tus documentos estén en regla. Así, la tan soñada ciudadanía será solamente una cuestión de tiempo.

Solicite su traducción

Postagens Relacionadas