¿Vas a recibir una herencia del extranjero? Descubre por qué la traducción jurada es indispensable

dinheiro-de-heranca

El término herencia no siempre es acompañado de una buena noticia. Muchas veces los problemas son tantos que uno tiene ganas de desistir de todo – pero nadie va a dejar de recibir aquello a que tiene derecho, por supuesto.

Querellas familiares, demandas, los interminables trámites de validación del testamento – en Brasil, la ley determina en un año el plazo máximo de validación del testamento, salvo en caso de litigio –, el desacuerdo entre las partes cuando la sucesión es intestada.

La verdad es que, para quienes reciben una herencia del extranjero, los cuidados deben ser redoblados y el seguimiento de cerca es fundamental.

Hay varias reglas, documentos que necesitan traducción jurada para tener validez legal en Brasil y una serie de medidas que hay que tomar, incluso la comparecencia en el lugar de origen de los bienes. Por cierto, el trabajo es doblado, ya que todo debe hacerse de acuerdo con las leyes vigentes en Brasil y el lugar donde está la herencia.

La herencia del extranjero es muy común en Brasil

Recibir un inmueble o cualquier otro bien de un familiar que vive en el extranjero es algo muy común en Brasil debido a la gran presencia de inmigrantes en el país. Lo primero que hay que hacer cuando se recibe una noticia así es hacer las maletas y encontrarse con el abogado del país que cuida del caso.

Cabe resaltar que es un trámite necesario porque, en muchos países, el heredero sólo es reconocido como tal si comparece en el lugar, ya que toda la documentación necesaria está allí. También es importante saber que las leyes brasileñas determinan que la validación del testamento solamente vale para los bienes brasileños.

Si el bien viene de Portugal, por ejemplo, la transferencia se hace directamente de la notaría local y el contrato también empieza a valer en Brasil – pero, para esto, debe estar acompañado de su traducción jurada. De lo contrario, según la ley brasileña, no valdrá en el territorio nacional.

Al contrario de tantos otros, los impuestos sobre los bienes de herencia son bajos en Brasil, que aun es considerado el “paraíso de los herederos”: sólo el 4% como promedio, pese a que eso varíe de un estado a otro.

A su vez, en países donde el gobierno ejerce más control sobre los bienes del pueblo, son mucho más altos, como en Suecia, donde llegan al 40%.

El instrumento de sucesión necesita la traducción jurada para tener validez

Como el derecho de sucesiones es estandarizado en la mayoría de los países, el trámite suele ser rápido, pese a que los documentos necesiten la traducción jurada para que valgan al ingresar a Brasil.

En caso de recepción de montos, por ejemplo, para que se cobre un cheque nominativo, hay que enviar también toda la documentación que compruebe la herencia, como el origen del dinero y, como en el caso de recepción de inmuebles del extranjero, es necesario que el banco reciba una copia del trámite de validación del testamento traducido por un traductor jurado y debidamente consularizado por el consulado brasileño en el país de origen o apostillado, según sea el caso.

Uno de los puntos más importantes de ese trámite es estar consciente de que, con independencia del tipo de instrumento de transmisión del país en que ocurrió la distribución de los bienes, debe tener una traducción jurada para que valga legalmente en el país.

Para que cuides de tu patrimonio y tu herencia, busca sólo a profesionales con mucha experiencia en el mercado, con pericia comprobada y equipos especializados en traducciones juradas que siguen los estándares más rígidos de calidad y compromiso con los plazos estipulados y la confidencialidad acordada, en su caso.

Busca hoy a Fidelity, líder en la prestación de servicios de traducción en Brasil y presente en varios países, y garantiza la agilidad en el trámite de recepción de tu herencia del extranjero.

Solicite su traducción