La carrera del traductor profesional: todo lo que necesitas saber

Tradutor profissional trabalhando

Comprueba lo que es necesario y cómo funciona esa carrera

¿Ya has pensado en convertirte en un traductor profesional? Si tienes familiaridad con y afección por la lingüística, se trata de una estupenda carrera que puede revolucionar tu vida financiera.

De acuerdo con el portal Statista, el mercado global de traducciones debe facturar USD 49.600 millones en el 2019 y se espera que el monto llegue a USD 56.180 millones en el 2021. Eso significa que, de aquí a dos años, se gastarán USD 153,9 millones en el área al día – más de USD 106.887 por minuto.

Comprendamos qué hacer para empezar a actuar en el área, de qué forma los profesionales pueden trabajar, cuál es el promedio de remuneración y varias otras informaciones relevantes.

¿Cómo convertirse en un traductor profesional?

A diferencia de lo que te puedas imaginar, no es obligatorio haberse licenciado de alguna facultad específica para trabajar como traductor, aunque existan áreas académicas más correlacionadas con el ejercicio de esa función.

Existe el curso de grado de Traductor e Intérprete, que trata directamente del área y contribuye a la formación de profesionales altamente capacitados, aunque existan otros cursos, como Letras, que también forma parte del área académica.

De hecho, no existen exigencias especiales para trabajar como traductor profesional, una vez que no hay reglamentos específicos para el ejercicio de la función. Eso absolutamente no invalida su calidad, fiabilidad y credibilidad: solamente dispensa la presentación de un diploma.

Además, también hay que dominar, por lo menos, dos idiomas para poder trabajar de traductor.

Luego, entre alguien que solamente se haya licenciado como Traductor e Intérprete y un profesional de otra área que estudie inglés hace varios años y ya haya asistido a cursos libres del área de traducción, por ejemplo, el segundo está más capacitado.

Como no hay exigencia de diploma, más personas pueden convertirse en traductores profesionales, lo que aumenta el alcance del área.

¿Qué hace el traductor?

La respuesta puede parecer obvia, pero en realidad no lo es, una vez que el ejercicio de esa profesión va mucho más allá de la traducción en sí.

En la traducción, hay distintas áreas, como las siguientes:

  • Traducción libre: consiste en traducir contenidos de tema no específico de un idioma a otro;
  • Traducción técnica: es una modalidad en que se manejan contenidos de naturaleza no específica, como medicina, derecho, química, física, entre otros, es decir, el profesional debe dominar tanto los idiomas con que trabaja como el área de conocimiento de la traducción en sí para que sepa qué hacer con términos específicos y jergas técnicas;
  • Traducción jurada: esa modalidad está orientada hacia la traducción de documentos oficiales, como partidas, contratos, actas judiciales, entre otros, para que tengan la misma validez jurídica en otro país.

Además, también existe la profesión de intérprete, que trata de traducir oralmente lo que una persona dice, como suele suceder en eventos políticos, encuentros de negocios, declaraciones etc.

Aunque ambos pertenezcan al área de la lingüística, las atribuciones de un traductor y de un intérprete son diferentes, lo que significa que no todos los profesionales pueden actuar en ambas áreas con la misma maestría, aunque eso sea posible en algunos casos.

Profissional de tradução

¿Cuánto gana un profesional de traducción?

Depende mucho de la carrera que desea seguir y de las modalidades a que quiera someterse, lo que interfiere directamente en su remuneración.

De acuerdo con Glassdoor, un sitio web especializado en empleos y reclutamiento, el sueldo medio de un traductor en Brasil, con base en 66 sueldos publicados, es de BRL 2.743,00.

Aun así, hay variaciones. Hay sueldos publicados que ascienden a BRL 2.165,00, mientras que algunos rebasan los BRL 5.500,00 y llegan a cifras aún más altas.

Pero una práctica común para el traductor profesional consiste en trabajar como traductor freelancer, es decir, sin relación de trabajo con ninguna empresa.

Eso permite que preste servicios a varios clientes cuando surja la demanda, lo que le brinda libertad y puede aumentar sus ingresos considerablemente.

En ese caso, no se puede calcular un importe, una vez que los ingresos dependerán de la productividad del profesional y del precio que cobrará por sus servicios. Pero es verdad que la remuneración puede superar la de muchas otras profesiones en el mercado.

Es importante citar que la remuneración de un traductor profesional también varía según la especificidad de sus servicios y los idiomas con que trabaja. Por lo general, una traducción libre del inglés al portugués cuesta menos que una traducción técnica del polaco al portugués, por ejemplo.

Por lo tanto, la variación es grandísima, pero la remuneración llama la atención positivamente.

Trabaja de traductor profesional y empieza a ganar un buen dinero

Por supuesto, no es fácil desempeñar esa función, una vez que se deben utilizar herramientas de traducción, tener un dominio bien amplio de, por lo menos, dos idiomas y, de ser posible, un área técnica determinada, pero los beneficios hacen que la inversión valga la pena.

A propósito, la oferta de profesionales no es tan grande, lo que significa que hay espacio para quienes desean ingresar al área. Eso se puede observar en un estimativo de la Asociación de Traductores de China (TAC).

De acuerdo con tal asociación, había 640.000 profesionales de traducción en todo el mundo en el 2014.

Si se tiene en cuenta el crecimiento de la población desde entonces como forma de calcular el número de traductores actualmente, el aumento fue del 6,94%, lo que representaría 684.400 profesionales en activo en todo el mundo.

En un mundo cada vez más globalizado donde se difunden contenidos – técnicos, informativos o de entretenimiento – por todo el planeta y en cualquier momento, el traductor profesional tendrá un excelente mercado a su disposición.

Como no es necesario tener un diploma específico en el área de traducción, profesionales de áreas técnicas pueden trabajar como traductores a tiempo parcial o aun a tiempo completo para que aumenten sus ingresos y, tal vez, aun encuentren un nuevo nicho de actuación.

Para trabajar como contratado en una empresa de traducción o como freelancer, ser un traductor profesional puede ser un paso determinante para que ganes más dinero y actúes en un área en franco desarrollo. Aprovecha la oportunidad y comprueba todas sus ventajas en la práctica.

Solicite su traducción

Postagens Relacionadas