Las barreras en la traducción

Se equivocan quienes piensan que, para traducir un texto, basta con dominar bien la lengua extranjera. Efectivamente, la traducción de textos va mucho más allá de llevar palabras de un idioma a otro. Hay varias barreras que transforman la tarea en un verdadero arte. Frecuentemente hay que hacer muchas búsquedas sobre el asunto para que el traductor se familiarice con el tema y le dé el sentido correcto. El profesional puede topar con palabras desconocidas con nuevos significados o términos técnicos cuya traducción puede parecer un idioma totalmente distinto de cualquiera que conozca, por ejemplo.

Todo se resuelve con competencia y experiencia, pero a menudo el tiempo de trabajo se prolonga debido a dificultades que podrían evitarse, como las provocadas por la baja calidad del propio texto original, por ejemplo. Así, todo cuidado que se tenga es poco, pues basta un error y el traductor quedará marcado para el resto de la vida, siendo que es mucho mejor y más satisfactorio que se acuerden de uno por haber hecho un trabajo impecable.

A fin de cuentas, ¿la traducción debe ser literal o no?

Ése es un tema que desata la polémica en el medio, ya que muchos creen que la literalidad le quita al texto justamente la contextualización en el idioma a que se traduce. Sin embargo, otros tantos errores pueden cometerse también en nombre de la libertad de adaptación, a veces innecesarios. Alcanzar el equilibrio perfecto entre ambas situaciones es una cuestión de buen sentido y experiencia, pero una buena salida para los novatos es tratar de comprender lo que se desea y cuáles son las expectativas de quien ha solicitado la traducción.

La traducción de textos técnicos: un gran reto

Conocer bien el idioma de llegada (el idioma a que se hace la traducción) es esencial y eso queda muy evidente cuando la tarea es la traducción de textos técnicos. Siempre es grande el riesgo de transformar el texto en algo ininteligible – aun para quienes conocen bien los términos específicos de determinada área – simplemente por unir las oraciones de modo que no tengan sentido. Eso es muy común en tutoriales, por ejemplo, en que el traductor, para no reemplazar términos específicos, termina produciendo sentencias que más confunden que aclaran. Para evitar problemas como ése, buenos conocimientos del idioma de partida y del idioma de llegada son fundamentales – no es difícil encontrar a un traductor que conoce muy bien algún idioma extranjero, pero tiene muchas deficiencias en su lengua materna. Es más común de lo que imaginas.

Baja calidad del texto original

Sin embargo, gran parte de la dificultad del traductor está en la baja calidad del texto original, que llega incompleto, manuscrito (no siempre es fácil comprender la escrita), mal impreso, mal escaneado, sin o con pocas referencias, con citaciones sin el texto original o simplemente mal escrito.

En estos casos, el traductor debe tratar de conversar con el cliente y hacerlo comprender las limitaciones impuestas por la baja calidad del texto original y, de ser posible, eliminar las barreras para una traducción eficiente. Un texto original mal escrito o mal estructurado, por ejemplo, perjudica aun la segmentación cognitiva, lo que puede conllevar la prolongación de los plazos. Son necesarias mucha habilidad, competencia y experiencia del traductor para superar estos tipos de dificultades.

Debido a estos y otros problemas comunes en la traducción de textos, hay que darles la preferencia a empresas que ocupen una posición de liderazgo en traducciones técnicas y traducciones juradas en Latinoamérica, con equipos de traductores que sean reconocidamente experimentados, especialistas en diversas áreas.

Fidelity Translations

Fidelity Translations es pionera en el ramo de la traducción en Brasil y se preocupa de la excelencia de los servicios que presta. Por esto, Fidelity cuenta con expertos en áreas profesionales para que las traducciones de los idiomas solicitados produzcan resultados que superen las expectativas. Comprueba algunos idiomas que puedes solicitar para tu traducción.

Fidelity Translations trabaja con los siguientes principales idiomas:

∙ Inglés;
∙ Español;
∙ Alemán;
∙ Italiano;
∙ Francés;
∙ Chino;
∙ Japonés;
∙ Holandés;
∙ Coreano;
∙ Portugués.

Busca y consulta a los traductores para que no tengas ninguna duda de que has contratado la empresa especializada para tu servicio de traducción.

Solicite su traducción