La traducción de documentos para el intercambio

Jovem em intercâmbio

El procedimiento es obligatorio para quienes desean hacer un intercambio

 

El intercambio es un gran sueño, planificado por personas que desean conocer bien la cultura de otros países y extraer lo más posible de esa experiencia, pero un detalle que no siempre se menciona es la importancia del traductor de documentos.

 

El traductor es un profesional indispensable para quienes quieren hacer un viaje de intercambio, una vez que sus servicios permiten que el viajero pueda ser debidamente identificado y cumpla las determinaciones legales pertinentes del país.

 

Comprueba la demanda actual por esos profesionales, su importancia y los documentos más comunes que deben pasar por el proceso de traducción.

 

¿Qué tan grande es la demanda por traductores de documentos?

 

Es muy grande, así como el número de brasileños que hacen intercambio, que también está en un ascenso interesante.

 

De acuerdo con la Asociación Brasileña de Agencias de Intercambio (Belta), el mercado brasileño de educación extranjera creció un 23% en el 2017, una cifra que por sí sola llama la atención y demuestra el gran interés por la experiencia de intercambio.

 

Además, Belta también divulgó que, también en el 2017, el número de estudiantes de intercambio rompió el récord y llegó a 302.000. La inversión media para cursos en el extranjero también había aumentado para USD 9.989, alrededor de BRL 33.000 según la cotización de la época.

 

Eso hace que el traductor de documentos sea un profesional cada vez más solicitado, una vez que sus servicios son indispensables para que los estudiantes puedan cumplir la parte burocrática del viaje y, por lo tanto, hacer que todo ocurra con tranquilidad.

 

Ese profesional, también conocido como traductor jurado, se encarga de la traducción – en su totalidad – de todos los documentos que necesiten presentarse en otro país para el idioma oficial en cuestión.

 

Tal vez no sepas por qué se exige la traducción jurada en los documentos, pero la razón es bien sencilla: hacer que los documentos sean comprendidos por los respectivos organismos oficiales y las instituciones de ese país, una vez que todo estará redactado en su idioma oficial.

 

Pero la traducción jurada tiene una diferencia en comparación con los servicios tradicionales: el traductor jurado posee fe pública, es decir, es autorizado conforme a derecho a darles validez legal a los documentos que traduzca de modo que mantengan el mismo valor en otro país.

 

Véase también: ¿Quiénes pueden traducir documentos oficiales?

 

¿Cuáles son los documentos cuya traducción es más común?

 

No hay una sola relación que corresponda a todos los casos, una vez que algunos puntos pueden variar según las exigencias del país en cuestión, pero algunos de los documentos cuya traducción es más solicitada, separados por tipo, son los siguientes:

 

 

  • Documentos de identificación: pasaporte, documento de identidad, libreta laboral, partida de registro civil;

 

 

 

  • Documentos personales: carta de recomendación, constancias médicas, certificado de comprobación de ingresos, certificado de Test of English as a Foreign Language (TOEFL), certificado de International English Language Testing System (IELTS), comprobante de vacunación;

 

 

 

  • Documentos escolares y académicos: certificado de conclusión de enseñanza secundaria, certificado de conclusión de enseñanza superior, expedientes académicos, certificados analíticos de estudios, declaración de matrícula, diplomas, descripción del proyecto de investigación;

 

 

 

  • Documentos jurídicos: comprobantes bancarios, escritos iniciales, autos de demandas judiciales, poderes.

 

 

En resumen, cualquier documento con validez legal que deba presentarse en territorio extranjero debe entregarse a los cuidados de un traductor jurado para que pueda traducirlo y darle validez legal para que el estudiante de intercambio pueda presentarlo en el extranjero sin problemas.

 

¿Qué pasa si los documentos no van acompañados de su traducción jurada?

Documentos para intercâmbio

Es como si no tuviera el documento en sí, una vez que – como está redactado en su idioma de origen – no tendrá validez legal en el extranjero. Las consecuencias dependen de qué documento no se traduce, pero todas son negativas.

 

Si haces un intercambio relacionado con tu graduación, por ejemplo, y no cuentas con los documentos académicos necesarios con sus respectivas traducciones juradas, es muy probable que no logres concluir la matrícula cuando acudas a la institución de enseñanza.

 

Si no has llevado tus comprobantes bancarios traducidos, por ejemplo, es posible que ni siquiera logres pasar por la inmigración, una vez que es común que los países soliciten la comprobación de reservas financieras que permitan que el viajero se sustente por el periodo en que esté en el país.

 

Aunque tengas la gran suerte de encontrar a alguien que hable tu idioma cuando tengas que presentar un documento, lo que significa que podrá comprender lo que está escrito, el documento en sí no tendrá validez legal, una vez que no pasó por la traducción jurada.

 

Sería prácticamente como presentar una copia de un documento en su país de origen sin que haya sido autenticada, lo que tampoco le otorga cualquier validez conforme a derecho.

 

Por eso, los trámites burocráticos deben planificarse con cuidado y atención mucho antes de tu viaje, especialmente la solicitud para un traductor de documentos fiable y experimentado, a fin de evitar cualquier tipo de problema cuando estés en otro país.

 

¿Cómo elegir a un buen traductor de documentos?

 

La mejor alternativa es buscar una empresa de traducción especializada y experimentada que disponga de profesionales de capacidad comprobada y, así, pueda atender todas tus solicitudes con calidad.

 

Así, queda clara la importancia de la traducción jurada, un procedimiento que debe llevarse a cabo con todos los documentos que deban presentarse en el viaje de intercambio, pero la elección de los profesionales adecuados también exige precauciones.

 

Ese tipo de servicio solamente puede ser prestado por un traductor público e intérprete comercial (TPIC), un profesional debidamente aprobado en una oposición pública e investido por el registro mercantil de su estado.

 

El servicio de un traductor jurado no varía mucho lingüísticamente en comparación con el que otros traductores realizan, salvo por la necesidad de conocimientos de terminología técnica del área de Derecho, pero el ejercicio de su función es distinto debido a la necesidad de la obtención de fe pública.

 

Por lo tanto, es fundamental tener mucho cuidado al escogerlo, una vez que solamente los traductores que satisfagan todos esos criterios pueden ser elegidos para que traduzcan tus documentos y, así, permitan que tu viaje de intercambio ocurra de la mejor forma posible.

 

Si planificas hacer un intercambio, en un futuro cercado o más distante, no dudes en contratar a un traductor jurado de documentos profesional y experimentado que trabaje en una empresa de traducción reconocida por su calidad. Así, el viaje será un momento inolvidable, sin problemas burocráticos que la malogren.

Solicite su traducción

Postagens Relacionadas