La importancia del control de calidad en la traducción

Si lo piensas bien, todo lo que uno hace en la vida debe pasar por un control de calidad: el alimento que se prepara, la conversación que se mantiene en la esquina, el ejercicio que se practica.

Si debe aplicarse a la vida personal, debe ser redoblado cuando se trata de la prestación de servicios a terceros. No es sólo una cuestión de garantizar la satisfacción del cliente, sino también de saber que se ha hecho todo lo posible en todas las etapas de la traducción.

quality-control-in-translation

Por esto, al buscar un servicio de traducción, es indispensable entregar el trabajo a una empresa fiable, con mucha experiencia en el mercado y sistemas rígidos de control de calidad, además de profesionales cualificados, para que estés seguro de que recibirás el mejor trabajo de traducción posible.

Los procedimientos son muchos y varios: toda atención es poca

Como cliente, es muy difícil imaginar todos los procedimientos por que un texto debe pasar para que el resultado final sea el esperado. Hay una serie de procedimientos que garantizan un control de calidad eficiente en que varios aspectos deben observarse, como la corrección gramatical, la adecuación del vocabulario, la cohesión y la coherencia y la estandarización de estilo y terminología, por ejemplo.

Pero, en realidad, el control de calidad empieza cuando se recibe el texto original, en el cuidado en la verificación de todos sus ángulos. No es un ejercicio fácil. Se necesitan experiencia y cuidado para que tenga la debida calidad. Por esto, es fácil encontrar traductores que pecan por no darles la atención necesaria a elementos trabajosos.

El control de calidad empieza por la recepción del material

Con el material en mano, el traductor debe analizar si está completo, si el vocabulario está correcto, si todos los archivos mantienen la coherencia y el orden, si hay inconsistencias a lo largo del texto, si hay errores gramaticales y partes no relacionadas o faltantes.

El cuidado de una lectura preliminar juiciosa puede evitar varios problemas futuros y es imprescindible para la eficiencia en el control de calidad. De esta forma, cualquier irregularidad debe ser inmediatamente comunicada al cliente. De lo contrario, la buena marcha de las labores podrá estar comprometida.

El cumplimiento de los plazos es fundamental

Los criterios para las fuentes de investigación también deben ser rígidos para que sean fiables y agreguen términos nuevos al glosario, pero la consulta al sitio web de la empresa / del cliente es de fundamental importancia para mantener el estilo de la escrita y la uniformidad de los términos utilizados.

Sin embargo, cabe resaltar que ese control de calidad también pasa por factores como el cumplimiento de plazos, la discreción y la confidencialidad cuando el cliente las solicite, la revisión cuidadosa y la atención a las orientaciones recibidas.

Hablar bien un idioma no es ser traductor

Para que el control de calidad sea eficiente, se puede crear una lista de verificación al término del trabajo antes de que se entregue definitivamente.

La lista contendrá la corrección gramatical y ortográfica, la actualización de los índices y las referencias cruzadas, la corrección de la puntuación y la estructuración del texto, el análisis de la fluidez textual y la adecuación del vocabulario, la comprobación de la existencia de pasajes o términos no traducidos, convenciones tipográficas y la adecuación a las especificaciones del cliente (cuando existan), además de hiperenlaces, formateo, cumplimiento de guías de estilo y paginación.

Por esto, hay que tener en cuenta que hablar bien un idioma no transforma a nadie en traductor y mucho menos un buen traductor.

Quienes esperan eficiencia y calidad deben contratar una empresa con años de experiencia y equipos especializados en los varios tipos de traducción. Solamente entonces tendrá la seguridad de que el control de calidad será eficaz.

Solicite su traducción