La consularización de textos extranjeros en Brasil: cómo funciona y qué es necesario

La traducción de textos es un tema mucho más serio que muchos se imaginan – y puede convertirse en un quebradero de cabeza si todas las etapas no se siguen adecuadamente. Uno de los temas se refiere a la validez de documentos extranjeros ante la legislación brasileña, que determina, por ejemplo, que algunos de ellos deben haber sido convalidados por una autoridad diplomática brasileña en el mismo país de emisión del documento.

Esta legitimación, conocida como consularización de textos o legalización consular, debe hacerse antes de la traducción y normalmente ocurre en portugués en un documento que se adjunta al documento firmado. Pero, ojo: si se habla de documentos que necesitan validez legal, la traducción exigida tras la consularización deberá ser la traducción jurada o pública.

Consularização de Textos

La traducción jurada o pública y la traducción simple

Si solamente quieres saber qué dice determinado texto en un idioma extranjero, por ejemplo, el trámite es fácil: basta con solicitar la llamada traducción simple o libre, la que puede hacerse por cualquier traductor y en cualquier formato. Naturalmente, la competencia del traductor influenciará la claridad y la fidelidad del texto, es decir, la calidad.

Sin embargo, si necesitas un documento extranjero que valga en Brasil ante instituciones y organismos públicos, las leyes brasileñas determinan que la traducción se haga por un traductor jurado (también conocido como traductor público), que haya aprobado un concurso oposición y haya sido debidamente nombrado y matriculado en el registro mercantil en que reside y actúa. Además, la traducción debe seguir determinados trámites y normas usuales, como la impresión en papel membretado y tener la firma del traductor legalizada. Así es la traducción jurada.

Los documentos más comunes que exigen la traducción jurada (o la traducción pública) son currículos, diplomas y certificados, cartas de presentación, declaraciones, poderes, comprobantes de antecedentes penales, expedientes académicos, libretas de vacunación, órdenes de pago, constancias médicas, partidas de registro civil (nacimiento, matrimonio, defunción, divorcio), correspondencias, licencias de conducir, certificados de propiedad, contratos, informes jurídicos, peticiones, fallos judiciales, cartas rogatorias, entre otros.

Se debe hacer la consularización antes de la traducción jurada

Sin embargo, dependiendo de la finalidad del documento y para que se considere válido, es necesario que, antes de traducirse, sea legalizado por la oficina consular brasileña más próxima al lugar de su emisión original para comprobar la autoridad del documento. Es decir, es una convalidación, por parte de las autoridades diplomáticas brasileñas en el país de emisión del documento, afirmando que es legítimo.

Sin embargo, la consularización no es exigida en todos los casos. La mejor forma de saber si es o no es necesaria en su caso es consultando el organismo a que se pretende presentar el documento o las oficinas diplomáticas de Brasil en el extranjero o de varios países en Brasil. Para no sufrir perjuicios ni tener que rehacer el trabajo, hazlo antes de buscar la traducción jurada, ya que la consularización debe hacerse en el documento original. En caso de documentos extranjeros, no puede hacerse en Brasil, ya que tiene que llevarse a cabo en el país de emisión del documento.

El Convenio de la Apostilla de La Haya facilitó las cosas

La apostilla es un documento expedido por los países pertenecientes al Convenio de La Haya, que se sancionó el 5 de octubre de 1961. Trata de legalizar la firma y certificar la cualificación del signatario del documento a que se adjunta la apostilla.

Fidelity Translations

Fidelity es una empresa de traducción pionera en el ramo de la traducción en Brasil y se preocupa por la excelencia de los servicios que presta. Por esto, además de traductores en cada idioma, Fidelity cuenta asimismo con expertos en áreas profesionales para que las traducciones de los idiomas solicitados produzcan resultados de alta calidad. Comprueba algunos idiomas que pueden solicitarse. Fidelity trabaja con los siguientes principales idiomas para traducción:

  • Inglés
  • Español
  • Alemán
  • Italiano
  • Francés
  • Chino
  • Japonés
  • Holandés
  • Coreano
  • Portugués

Investiga y comunícate con nuestros consultores. Que no queden dudas de que has encontrado la empresa especializada para tu servicio de traducción.

Solicite su traducción