Entérate más de la profesión de traductor

La profesión de traductor

¿Qué es un traductor?

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo los servicios del traductor forman parte de tu vida cotidiana? Ya cuando veas una película extranjera subtitulada o doblada, ya cuando trates de descubrir el significado de una palabra, ya cuando leas un libro de un autor extranjero, por ejemplo, la traducción siempre está presente en la rutina diaria de alguna forma.

Además, el aumento del número de eventos internacionales, la llegada cada vez más frecuente de multinacionales y empresas extranjeras y la cantidad creciente de inversiones extranjeras aumentan las oportunidades de trabajo para traductores e intérpretes, una profesión que actualmente se encuentra en franca expansión.

La confianza y la competencia son los principales requisitos

El trabajo del traductor, en principio, se divide en dos frentes: la traducción de textos, documentos, publicaciones, contratos, libros, películas y audio y la interpretación en eventos, conferencias, congresos y reuniones.

Como muchas veces la profesión maneja informaciones confidenciales en el ámbito gubernamental o empresarial, la ética y la discreción son extremadamente importantes y constituyen uno de los principales motivos por que es fundamental confiar solamente en profesionales con experiencia comprobada y empresas de actuación sólida, como Fidelity.

La formación exige el enfoque en el estudio de la lengua


Pese a que no haya exigencia de nivel superior específico para convertirse en traductor, los principales requisitos son una gran familiaridad con por lo menos un idioma, además de la nativa, y una gran capacidad de concentración, ya que debe estar inmune a influencias externas al hacer interpretaciones simultáneas, por ejemplo, traduciendo lecciones, conferencias y eventos.

Como el área no es reglamentada, es posible acceder a la profesión con grado en Traducción e Interpretación, Letras o cualquier otro, pero mantener el enfoque en el estudio de lenguas es extremadamente necesario. Sin embargo, siempre hay que recordar que sólo los mejores profesionales son contratados por empresas con décadas de mercado, como Fidelity, para garantizar una traducción de la más alta calidad para sus clientes, con toda la confianza, competencia y discreción que ameritan y necesitan.

El perfil varía de acuerdo con el área de actuación


El perfil del profesional de ambas áreas de traducción, sin embargo, es muy diferente. El intérprete debe ser una persona expansiva, con gran facilidad de comunicación, que logre expresarse con rapidez y desenvoltura para acompañar la rapidez y el raciocinio de quienes hablan el idioma extranjero. Además, las lenguas vivas son dinámicas, con nuevas expresiones y palabras que nacen casi diariamente.

Por esto, el intérprete debe mantenerse actualizado constantemente a través de cursos libres en que practicará el habla y la escucha. Además, debe tratar de viajar bastante para convertirse en una fuente inagotable de conocimiento en el área.

Igualmente, antes de hacer la interpretación simultánea de un evento, el profesional debe hacer sus deberes: estudiar el tema de que se tratará para familiarizarse con los términos y el vocabulario del área en cuestión. La preparación debe ser excelente para soportar el alto nivel de presión.

La personalidad debe tener que ver con el área elegida


A su vez, el traductor tiene un perfil más introvertido. Normalmente, trabaja en una oficina o en la casa, sin la necesidad de mucho contacto con otras personas, en mayor o menor número. Es un trabajo más individualizado, sin mucha interactividad. Al traductor debe gustarle trabajar sólo.

Ambas áreas son prometedoras y están en expansión. Los dos tipos pueden participar en concursos de oposición en registros mercantiles estatales para convertirse en traductores jurados, oficialmente autorizados a producir traducciones públicas que necesiten valor legal. Sin embargo, en la contratación, siempre dales preferencia a empresas sólidas, cuya vasta experiencia se refleja en equipos competentes y dinámicos.

Por cierto, quien quiera una traducción fiel y de calidad debe saber a quién recurrir.

Solicite su traducción