Las variedades lingüísticas: comprueba las diferencias en una misma lengua

Comprueba por qué las variedades lingüísticas son tan importantes para la comprensión de las diferencias de una misma lengua

Se sabe que muchos países comparten el mismo idioma como lengua oficial, como Brasil y Portugal con el portugués, Estados Unidos y el Reino Unido con el inglés, España y México con el español, entre tantos otros ejemplos.

Sin embargo, a diferencia de lo que se puede imaginar, existen variedades lingüísticas que pueden marcar toda la diferencia al comprender las lenguas hablada y escrita de determinado país.

La palabra propina en Brasil, por ejemplo, está relacionada con la corrupción, pero en Portugal se refiere a las cuotas mensuales de una facultad.

Así, para comprender de una vez por todas y con más detalles el tema de la variedad lingüística, comprueba el contenido abajo.

¿Qué son las variedades en un mismo idioma?

Cuando se trata de la variedad en una misma lengua, hay que tener algo en cuenta desde el principio: solamente porque dos o más países hablan el mismo idioma, eso no quiere decir que algunas palabras del vocabulario tendrán significados idénticos o aun la misma pronunciación.

La lengua está viva – no es un sistema cerrado e inmutable. Por eso ocurren tantos cambios de sentido, tanto en la escrita como en tantos otros matices.

Además, es importante tener en cuenta que las diferencias de una lengua son extremadamente importantes para sus respectivos países, principalmente porque refuerzan el patrimonio cultural del idioma hablado por sus pueblos.

Las variedades lingüísticas ocurren en la calle, en el trabajo, en conferencias, en el colegio, en las universidades, en las conversaciones con amigos de otros países etc. Al fin y al cabo, el idioma siempre está en movimiento.

De ese modo, se puede decir con seguridad que las variedades lingüísticas tienen el poder de interferir directamente en la comprensión de un idioma.

Las variedades lingüísticas: comprueba algunas de las más comunes

¿Cuántas veces un brasileño ha pronunciado alguna palabra de determinada forma en Brasil y alguien le ha dicho, para su sorpresa, “¿pero sabías que en Portugal es diferente?” o algo por el estilo?

Así es, no sólo con relación a la pronunciación en sí, sino en lo que respecta al significado de las palabras, principalmente.

Pensando en eso, la siguiente es una lista de las variaciones más conocidas de algunos idiomas. Compruébala.

El portugués de Brasil x el portugués de Portugal

Existen muchas palabras en el portugués de Portugal que, en el portugués brasileño, poseen significados completamente diferentes.

Apelido”, por ejemplo, significa “sobrenome”. A su vez, los “autocarros” son los “ônibus”. Cuando un brasileño va a un “bairro” de alguna ciudad de Portugal, visitará las llamadas “freguesias”.

Pero eso no es todo: los “trens” se llaman “comboios”; a los “office boys” les dicen “estafetas”; a los niños, “crianças”, en el territorio portugués, les dicen “miúdos”, entre tantas otras variedades.

El español de España x el español de Latinoamérica

La primera diferencia está en el nombre: el español europeo se llama español de España y el español de los países latinoamericanos es conocido como español latino.

Algunas variedades lingüísticas del español son: en España, se dice “ordenador”, pero, en la mayoría de los países latinoamericanos, se dice “computadora”. El automóvil, en el país europeo, es conocido como “coche”, pero se le dice “auto” o “carro” en los países latinoamericanos.

Quienes estén interesados en vivir en un país de lengua española pagarán “alquiler” en España, “renta” en México y Chile o “arriendo” en Colombia, además de tantas otras variedades lingüísticas.

El inglés estadounidense x el inglés británico

Con relación al vocabulario, las diferencias entre el inglés de Estados Unidos y el inglés del Reino Unido también son muy interesantes.

En Estados Unidos, programa televisivo se escribe “TV program”, pero en el Reino Unido, es “TV programme”. En Estados Unidos, al ropero se le dice “closet”, pero se llama “wardrobe” en los países británicos.

Si alguien desea comprar pantalones en una tienda en Estados Unidos, buscará “pants”, pero si eso sucede en el Reino Unido, buscará “trousers”. Cabe recordar que son solamente algunos ejemplos de las variedades en el idioma de un país a otro. Existen muchas otras variedades en inglés.

Cómo las variedades lingüísticas pueden influenciar el proceso de traducción

Por supuesto, existen algunas reglas básicas para la traducción de un texto, pero la traducción es algo demasiado amplio y no puede limitarse solamente a unas cuantas normas.

Según Susan Bassnett, “la traducción no es la sustitución de elementos lexicales y gramaticales entre lenguas”, es decir, la traducción no es la mera reproducción de un texto en otro idioma.

El propósito de la traducción es la adaptación de un texto a todas las necesidades de determinado idioma y de una cultura específica.

Su objetivo es que el contenido final parezca haber sido escrito originalmente en el idioma a que se traduce, es decir, debe sonarle al público objetivo.

Así, un mero detalle puede marcar toda la diferencia en el sentido de una frase del texto. Es necesario que el traductor siempre ponga mucha atención.

Las competencias necesarias para un traductor profesional

La traducción es un trabajo que exige una gama de conocimientos lingüísticos y culturales por parte del traductor, además de mucha dedicación, por supuesto.

Así, es posible afirmar que el traductor que se dedica profesionalmente a la carrera es visto como un productor de significados con el objetivo de representar al autor y los textos que traduce verdaderamente.

Para que eso ocurra, es necesario que el profesional conozca el ambiente cultural, los patrones de conducta y los sistemas de valores que caracterizan las culturas de los idiomas en cuestión.

También es importante tener una comprensión completa de los textos en el idioma de origen y su reproducción adecuada en el idioma de llegada. El traductor debe valerse de un estilo y un registro adecuados a la finalidad del texto que se traduce.

Por lo tanto, el proceso de la traducción jurada o de cualquier otro tipo de traducción no es una tarea fácil. Las diversas variedades en un idioma ejemplifican bien esa cuestión.

Es necesario que los profesionales de la traducción posean conocimientos variados y, sobre todo, reconozcan la riqueza de las variedades de un idioma, de su pueblo y de su cultura.

Solicite sua Tradução

Postagens Relacionadas