El servicio del traductor jurado de inglés es indispensable para las grandes empresas

Comprueba por qué ese servicio es tan importante para las grandes empresas.

El mercado de la traducción está en alza: de acuerdo con Common Sense Advisory (CSA), se calcula que facture USD 127.450 millones al día. Uno de los motivos que lo ayudan a alcanzar ese monto es el trabajo del traductor jurado de inglés.

Los servicios de ese profesional son fundamentales a efectos burocráticos, una vez que están directamente relacionados con documentos oficiales. Como el inglés se considera una lengua universal, las empresas buscan mucho ese idioma.

Comprende qué hace el traductor jurado (que también se llama traductor público), por qué es tan importante en lo referente a documentos y qué papel juega para las grandes empresas.

¿Qué hace el traductor jurado de inglés?

Es el profesional encargado de la traducción de cualquier tipo de documento del inglés al portugués y viceversa para que los documentos puedan mantener su validez legal en el territorio nacional.

El servicio es bien específico y debe ser realizado por un traductor público e intérprete comercial (TPIC) que haya debidamente aprobado una oposición y haya sido investido por el registro mercantil de su respectivo estado de domicilio.

Las exigencias son rigurosas, lo que puede explicarse por el propósito del servicio: cuando un traductor jurado de inglés traduce cualquier documento, pasa a tener la misma validez en territorio nacional que tenía en el país en que se emitió originalmente.

Eso se hace a través de la traducción de todo documento original a la lengua portuguesa en una hoja estandarizada, que no sigue el formateo del documento original, sino un estándar de la traducción jurada en Brasil.

El trámite para convertirse en traductor profesional es aún más laborioso para quienes desean prestar servicios jurados, ya que la persona cuenta con fe pública, es decir, es autorizada a conceder validez legal a los documentos traducidos sin que deban ser verificados por cualquier organismo público.

A partir del momento en que el traductor jurado de inglés ha finalizado su servicio, la traducción debe presentarse en conjunción con el documento original en inglés para que mantenga su validez legal en Brasil.

Algunos de los documentos más comunes para la traducción jurada son los siguientes:

  • Contratos comerciales;
  • Documentos de transporte internacional;
  • Poderes;
  • Informes técnicos de ingeniería civil e industrial;
  • Escritos judiciales;
  • Partidas de nacimiento, matrimonio y defunción;
  • Expedientes académicos, diplomas y certificados analíticos de estudios.

Quienes quieran comprender qué es la traducción jurada también deben saber que el servicio puede realizarse oralmente (interpretación), como matrimonios, vistas, redacción de escrituras públicas u otros tipos de eventos a través de la traducción oral fidedigna de lo que se ha dicho en el evento en cuestión.

¿Por qué las grandes empresas necesitan a traductores jurados de inglés?

Para que puedan resolver cualquier tema burocrático que tengan con documentos redactados en lengua inglesa, lo que, a su vez, permite que estén aptas para la continuación de sus actividades.

Por lo general, las grandes empresas participan en transacciones comerciales internacionales y muchos de los documentos se redactan en inglés, que sabidamente es un idioma universal en el mundo de los negocios.

En el caso de relaciones comerciales con una empresa de Estados Unidos, por ejemplo, los contratos pueden enviarse originalmente en el idioma inglés, pero no valdrán en Brasil si no se traducen al idioma local.

Le compete al traductor jurado de inglés proceder con la traducción para que puedan mantener su debida validez legal y, así, utilizarse a los debidos efectos, como la presentación en algún organismo público, como la autoridad tributaria del país en cuestión, por ejemplo.

Las empresas pueden recurrir a una empresa de traducción para la contratación de los servicios de un traductor jurado, lo que permite asimismo que ahorren una vez que no necesitarán a uno de esos profesionales a tiempo completo.

¿Existe otra forma de hacer traducciones juradas?

Teclado de computador com nomes de idiomas ao invés das teclas convencionais. Há uma tecla em que está escrito

No. Los contenidos aun pueden traducirse en formato simple, pero la traducción no tendrá cualquier valor legal, lo que imposibilitará su uso.

La traducción automática, por ejemplo, posee una serie de limitaciones debido al hecho de que se lleva a cabo a través de los cálculos de un algoritmo, lo que, consecuentemente, hace que pueda equivocarse de conformidad con el contexto, lo que sería todavía más grave en caso de un documento que deba tener su valor legal reconocido.

Sin embargo, aunque la fidelidad de la traducción fuera perfecta y contara con las debidas adaptaciones culturales, históricas y regionales realizadas, el contenido no tendría cualquier valor legal, ya que no se tradujo por un traductor jurado de inglés.

Otros profesionales de la traducción que no hayan aprobado una oposición y no hayan sido investidos por el registro mercantil, lo que les otorgaría fe pública, también no están autorizados a realizar traducciones juradas.

Es importante que siempre se observen esos detalles para que las empresas no cometan la equivocación de buscar traducciones automáticas o contratar a traductores profesionales que no sean jurados para la realización de tales servicios.

Además de no darle valor legal al documento traducido, el mercado puede considerar ese acto mala fe, lo que no es benéfico para ningún negocio, principalmente para grandes empresas, lo que, a su vez, podría perjudicar todo su éxito y su credibilidad en el mercado.

Cuenta con un buen traductor jurado de inglés

La burocracia existente en el proceso de capacitación de los traductores jurados es totalmente comprensible, una vez que cuentan con fe pública y tienen el poder de darle validez legal a los documentos traducidos, lo que exige un alto nivel de profesionalismo y responsabilidad.

No siempre es posible saber con antelación cuándo la traducción jurada será necesaria, pero se trata de una situación que puede suceder en cualquier momento, principalmente con grandes empresas, que participan constantemente en negocios internacionales.

Por eso, lo mejor que uno puede hacer es prepararse siempre y contar con los servicios de una buena empresa de traducción, que tenga profesionales experimentados en plantilla que estén aptos para la actuación como traductores jurados de inglés. Así, los trámites burocráticos no serán un problema para tu empresa.

Solicite su traducción

Postagens Relacionadas