La diferencia entre el español y el castellano

Comprende las diferencias entre el español y el castellano y cómo deben hacerse sus traducciones

Los términos nacieron en épocas distintas, pero, oficialmente, el vocabulario, la grafía y las reglas son los mismos.
Seguramente ya te has preguntado cuál es la diferencia entre el español y el castellano y tal vez hayas dudado de la existencia de esa diferencia. Lo que pasa es que solamente existe si hablamos de la época en que surgieron los términos porque, en materia de vocabulario, grafía y reglas gramaticales, la verdad es que no hay ninguna diferencia.

Spanish and Castilian

El término castellano es más antiguo: se refiere al reino de Castilla, en la Edad Media, que se imponía a los territorios cuando España todavía no existía. Por este liderazgo y con la unificación de los reinos de la España actual, el nuevo país lo adoptó como lengua oficial en 1492.

Los expertos afirman que el motivo por que los países “eligen” cómo van a llamar sus idiomas suele ser político. Difícilmente escucharás a un argentino diciendo que habla español, ya que el nombre se remite al periodo en que la región estuvo bajo la colonización española.

Quizá eso explique porque el término castellano es más usado en los países de Sudamérica y el término español sea frecuentemente utilizado en áreas de frontera con la lengua inglesa, como México, por ejemplo.

De acuerdo con la constitución española de 1978, el castellano es considerado la lengua oficial en toda España, pero se sabe que también existen allí varios dialectos, como el gallego, el vasco y el catalán, por ejemplo, que son adoptados en regiones con un idioma cooficial que se habla todos los días.

El mismo idioma puede sufrir variaciones

Pese a que, oficialmente, los términos español y castellano sean sinónimos, es importante recordar que el mismo idioma puede sufrir variaciones de acuerdo con la influencia local, tal como sucede entre el portugués de Portugal y el de Brasil.

Así, el español que se habla en Latinoamérica es diferente del que se habla en España, por ejemplo. Aun en los países hispanohablantes, dependiendo de la región, el idioma puede sufrir variaciones.

Sin embargo, hay algunas diferencias lexicales, es decir, cómo se dicen ciertas cosas en un país u otro. Así, si estás en España, se dice autobús; en Colombia, se dice bus; en México, se dice camión; en Puerto Rico y la República Dominicana, se dice guagua; y en Argentina, se dice colectivo.

Cabe resaltar que, pese a las diferencias, los países en que se habla español se comunican muy bien entre sí, pero las traducciones, con independencia del país de destino, deberán respetar las reglas y las costumbres de cada una de sus respectivas regiones. De lo contrario, se hará el trabajo en vano y los destinatarios tal vez no comprendan bien el mensaje.

Traduce con el apoyo de un profesional

Los profesionales especializados en traducción están atentos no sólo a las variaciones lingüísticas de cada región, sino también a la cultura, las costumbres, la pronunciación y la gramática presentada en cada una de ellas.

Entonces, para obtener un servicio de traducción adecuado y exacto, es importante tener en cuenta estos aspectos para no correr el riesgo de encontrar dificultades al presentar documentos, materiales en una reunión de negocios o aun traducciones más sencillas de todos los días.

Si necesitas a un traductor para la traducción del español de España o Latinoamérica, Fidelity Translations cuenta con un equipo especializado que siempre está listo para satisfacer tus necesidades. Nuestros profesionales llevan a cabo una investigación multicultural de la terminología empleada para garantizar más claridad en las traducciones sin comprometer el contenido del texto original.

Si la situación lo exige, Fidelity podrá preparar un glosario que contenga términos específicos para que se envíe previamente a la aprobación del cliente, con miras a la ejecución de una traducción de carácter más personalizado que asegure la exactitud y la calidad de los trabajos realizados.

Solicite su traducción