¿Cómo se calcula el presupuesto de una traducción?

Para que comprendas cómo puedes calcular cuánto te costará el trabajo de traducción, hay que conocer algunos conceptos, como hoja y carácter.

Cómo se calcula el presupuesto de una traducción

En algún momento de tu vida, necesitarás una traducción por los más diversos motivos. Puede ser que necesites acceder a un artículo científico durante tus estudios universitarios, pero éste sólo está disponible en un idioma que no dominas. O puede ser que te prepares para trabajar en el extranjero y necesites obtener la traducción jurada de algunos documentos. Además, puede ser que celebres un contrato comercial con una empresa extranjera y necesites traducir el contrato para que valga en Brasil.

Son muchas las situaciones en que una traducción puede ser necesaria y, si no estás apto para hacerla, principalmente en el caso de la traducción jurada, deberás recurrir a un traductor especializado en los idiomas atinentes al trámite. Por supuesto, ese servicio tendrá un costo, ya que se trata de un trabajo profesional.

Por lo general, la traducción no se hace por página porque puede haber una gran variación en la cantidad de texto que traducir, dependiendo del tamaño de la fuente utilizada, del número de ilustraciones, del ancho de los márgenes, del tamaño del espaciado etc. Por esto, se suelen adoptar otras medidas, como el cobro por caracteres, palabras u hojas.

Además, es importante tener en cuenta que la traducción inversa (del idioma del traductor a otros idiomas), por lo general, es más cara que la traducción directa (de un idioma extranjero al idioma del traductor). Para saber cuánto te costará la traducción, comprueba nuestros consejos sobre cómo se calculan los presupuestos de traducción y obtén una estimación para tu documento.

Cobro por carácter


Algunos traductores optan por cobrar por sus servicios con base en el número de caracteres del documento, considerándolos con o sin espacios. Es el método más recomendado para documentos digitales, cuando el número de caracteres puede obtenerse fácilmente en programas como Microsoft Word (pestaña Revisar, opción Contar palabras) o con la ayuda de contadores en línea.

Cobro por hoja


Como el valor cobrado por carácter equivaldría a fracciones de centavos, no se usa mucho ese método exclusivamente, pero sirve de base para otro tipo de cálculo: el cobro por hoja.
La hoja es un término originario de periódicos impresos y corresponde a una columna de la publicación. Hoy, debido al advenimiento de la lectura en línea y los periódicos digitales, el término ya no se utiliza en ese sentido y pasó a corresponder a una hoja tipeada por un traductor con determinado número de líneas o caracteres.

Por lo general, una hoja de traducción literaria tiene 30 líneas con 70 caracteres cada, lo que equivale a cerca de 2.100 caracteres (con los espacios). Una hoja de traducción jurada, a su vez, suele tener 25 líneas con 50 caracteres cada, lo que equivale aproximadamente a 1.250 caracteres (también con los espacios).

Así, a cada 2.100 o 1.250 caracteres, dependiendo de la naturaleza de la traducción, se cobrará determinado valor, que deberá ser negociado con el propio traductor o la empresa de traducción. El número de caracteres de la hoja puede variar de un traductor a otro.

Para el cálculo, basta con descubrir el número de caracteres del documento (en Microsoft Word, acceder a la pestaña Revisar y hacer clic en Contar palabras) y dividirlo por el número de caracteres en la hoja. Así se obtiene el número de hojas del documento. En seguida, el número de hojas deberá multiplicarse por el monto cobrado por cada hoja.

La ventaja de utilizar la hoja en vez de la página como base para el cálculo es que logra eliminar los elementos que podrían distorsionar la real cantidad de texto que traducir, como imágenes, fuentes grandes o espacios en blanco. Esos elementos podrían dejar la traducción más cara innecesariamente si se cobrara por página.

Cobro por palabra


Otra forma de calcular el presupuesto de una traducción es el cobro por palabra. Ese método funciona de forma parecida a los anteriores: hay que saber cuántas palabras existen en el documento (en Microsoft Word, acceder a la pestaña Revisar y hacer clic en Contar palabras) y multiplicar ese número por el valor de cada palabra.

Algunos traductores pueden cobrar por cada 100 ó 200 palabras, por ejemplo, pero la idea del cálculo será la misma.

Presupuesto de la traducción jurada


Los precios y la forma de cálculo de la traducción jurada son fijos y definidos por el registro mercantil de cada estado, departamento o provincia. Así, todos los traductores matriculados en el mismo registro mercantil deben seguir la misma tabla de precios y no debe haber diferencias en las tarifas que cobren. Si el cliente quiere hacer una consulta, deberá buscar el registro mercantil de otro estado para verificar los montos cobrados.

Los registros mercantiles pueden estipular precios para determinados documentos, como pasaportes, partidas civiles, tarjetas de identidad etc., que discreparán de los importes cobrados por textos especiales que contengan lenguaje técnico, científico, financiero, jurídico etc.

Importante: se calcula el monto final de la traducción jurada con base en el documento final – por lo tanto, el traductor sólo podrá ofrecer una estimación con base en el original que se traducirá.

Otros factores que considerar


Los montos presentados para las varias formas de cobro de una traducción pueden tener incrementos, dependiendo de algunas condiciones. La urgencia en la entrega de una traducción, por ejemplo, puede conllevar un aumento del 20% al 50% con relación al monto de una traducción terminada en un plazo normal.

Además, el cobro también puede variar de acuerdo con el idioma de origen o destino de la traducción, que se encarece si la lengua es más “rara”.

Solicite su traducción