¿Cómo funciona la traducción de patentes?

Comprueba el proceso de traducción de patentes y algunos de los principales retos del área

¿Tu empresa prospera con la innovación? ¿Eres un inventor que ha desarrollado una solución innovadora y deseas patentar tu logro?

Necesitarás a un prestador de servicios lingüísticos competente para que te ayude en el proceso de patentamiento con miras a garantizar que tu innovación y propiedad intelectual queden protegidas contra el robo o el uso no autorizado internacional.

Para garantizar los derechos exclusivos de explotación, aplicación, producción e distribución, deberás tramitar una solicitud de patente en Brasil u otros países.

Contar con una empresa especializada en servicios de traducción de idiomas debe ser tu primer punto de contacto para la traducción de patentes.

Nuestros expertos lingüísticos tienen las cualificaciones y los conocimientos necesarios para la traducción de tus patentes a cualquier idioma.

¿Tienes un invento, una innovación tecnológica o una solución única para un problema específico? Entonces, ya es hora de actuar – entérate de ese tipo de servicio y comprueba algunos de sus principales retos.

¿Qué son patentes y cuál es su significado económico?

Por lo general, todas las innovaciones en el campo de la ingeniería de procesos, productos y marcas registradas gozan de protección por un periodo de 20 años en Brasil, Europa y Estados Unidos. Por el otro lado, en cuanto a los modelos de utilidad, el periodo normal de protección es de tres a quince años, como máximo.

Durante ese periodo de protección, solamente el titular de la patente puede utilizar el invento con la finalidad de generar ventas y beneficios, es decir, el titular de la patente tiene el monopolio. Los otros competidores están en desventaja.

Las patentes son derechos de propiedad industrial para inventos e innovaciones. Además, tienen una gran importancia económica. Pueden aun determinar el éxito o el fracaso de una empresa en el mercado nacional o global.

En específico, eso corresponde a sectores que se centran en innovación y tecnología. Eso incluye los siguientes sectores y áreas especializadas:

  • Energía y tecnología de energía;
  • Biotecnología;
  • Industria eléctrica y electrónica;
  • TI / software;
  • Ingeniería mecánica;
  • Ingeniería biomédica;
  • Telecomunicaciones;
  • Energías renovables y tecnología ambiental.

Las patentes no sólo son activos importantes para el éxito financiero, sino también herramientas de evaluación de la capacidad innovadora de una empresa multinacional. Además, contribuyen al valor de su propiedad.

Los principales retos de la traducción de patentes

Comprobemos por qué la traducción de patentes es tan desafiante y cómo los titulares de patentes pueden proteger sus labores en el ámbito internacional.

1. La terminología

Muchos expertos consideran la terminología el reto más grande en la traducción de patentes. En ese campo, las interpretaciones o las sustituciones de términos raramente son aceptables.

Al traducir ese tipo de terminología técnica, los lingüistas deben encontrar el término correspondiente con exactitud para definir cada elemento descrito en la patente.

En ese nicho circunscrito, los traductores trabajan con palabras y frases específicas y deben saber cómo combinarlas para que no cambien en el sentido del documento en nada.

Para superar los retos de la terminología, los traductores especializados deben demostrar competencia lingüística en ambos idiomas. Al mismo tiempo, deben conocer el tema al dedillo y encontrar los términos exactos y necesarios para mantener la exactitud de la patente.

2. Las ilustraciones y los bocetos

Otro motivo por que las patentes suponen un reto para los traductores es el número de elementos visuales que hay que reproducir y traducir en el documento. 

Piensa en los dibujos ilustrativos, por ejemplo. Todas las observaciones incluidas en una imagen deben corresponder a los idiomas de origen y destino para garantizar que no se haya perdido nada en la traducción.

Esas notas pueden incluir medidas, siglas y símbolos que muestran las características exactas del invento. Los traductores deben cerciorarse de que conocen el significado de cada notación y su equivalente exacto en el idioma de destino.

De no haber ninguno, como suele ocurrir a veces en ese nicho, el lingüista debe encontrar el término más adecuado para reemplazar la notación de forma que no cambie el significado del documento.

3. El idioma y las diferencias culturales

La traducción de patentes parece una ciencia exacta, pero, desafortunadamente, eso no existe en el sector de servicios lingüísticos.

No existen dos idiomas suficientemente semejantes que permitan una traducción palabra por palabra al 100% que mantengan el significado exacto de un documento, jurídico o técnico, por ejemplo.

Los idiomas son complejos y, por eso, los traductores deben adaptarse a las distintas formas por que la gente expresa conceptos.

Además de ese reto, cada idioma cuenta con reglas específicas de sintaxis y gramática, que también pueden influenciar el contenido de la patente.

4. Los diferentes reglamentos de las patentes

Otro reto común en la traducción de patentes es el aspecto jurídico del trabajo. Como es el caso en todas las traducción jurídicas, las patentes exigen que los dos sistemas jurídicos, el del país de origen y el del país de destino, encuentren puntos en común.

Al fin y al cabo, la patente debe valer según los dos sistemas jurídicos. Hasta cierto punto, la traducción patentada puede definirse como localización, una vez que los lingüistas muchas veces deben adaptar el documentos para que puedan cumplir normas y reglamentos locales.

En otras palabras, los traductores de patentes deben conocer las leyes de ambos países para que puedan garantizar la validez del documento traducido.

La traducción incorrecta de patentes puede ocurrir en cualquier idioma

Aun los mejores traductores pueden cometer errores de traducción al trabajar con patentes, con independencia del idioma de destino. Eso ocurre porque la traducción de patentes es uno de los nichos más desafiantes y complicados del mercado lingüístico.

Traducciones incorrectas pueden ocurrir con idiomas asiáticos, como el chino o el japonés, por ejemplo, pero también son comunes en la traducción al portugués u otros idiomas.

Por eso, los titulares de patentes deben trabajar con prestadores de servicios lingüísticos profesionales que sigan protocolos rigurosos y garanticen que toda la documentación será traducida y revisada por expertos en la materia antes de que la envíen a cualquier autoridad.

Si necesitas el servicio de traducción de patentes, cuenta con Fidelity Translations para que satisfaga todas tus necesidades. Comunícate con nosotros. 

Solicite sua Tradução

Postagens Relacionadas