11 consejos para mantenerse actualizado sobre la traducción jurada

Comprueba algunos consejos para elegir siempre las mejores empresas de traducción y mantenerte al tanto de las novedades del mercado

Con el intercambio cada vez mayor de profesionales y negocios entre países, es cada vez mayor la demanda por la traducción de documentos de forma oficial. Este trabajo recibe el nombre de traducción jurada, una tarea destinada a profesionales que aprobaron concursos oposición y cuyo resultado tiene valor legal para la presentación en Brasil u otros lugares.

Si aspiras a convertirte en un traductor jurado o un profesional del área o si eres un cliente que busca una solución para la traducción de tus documentos, los siguientes son 11 consejos para que puedas mantenerte al tanto del tema.

1 – ¿Cómo se calcula el valor de una traducción?

Para calcular el monto que se pagará por una traducción jurada, hay que estar atento a la cantidad de palabras que se traducirá. Cada registro mercantil cuenta con una tabla específica con esa finalidad, de modo que los importes que pagar no deben variar mucho en función de la referencia. Antes de traducir un documento, el traductor o la empresa de traducción lo verá para que pueda preparar un presupuesto.

2 – Ver el documento garantiza un presupuesto más exacto

Muchos se preguntan por qué el número de páginas de un documento no es suficiente para obtener un presupuesto de traducción. Esto sucede porque el cobro no se hace por páginas, sino por caracteres. Textos cuyo formateo contiene una fuente de tamaño reducido pueden ocupar menos páginas, pero ser mucho más trabajosos cuando se trata de la cantidad de contenido que traducir.

3 – Informa siempre el plazo de entrega

Una traducción jurada, con independencia de que sea hecha por una empresa de traducción, es un trabajo intelectual que exige exactitud y mucha atención al detalle de parte del traductor. Así, diferentemente de una traducción más sencilla, muchas veces no será posible finalizarla de la noche a la mañana. Por esto, entérate de los plazos de entrega antes de solicitar el trabajo.

4 – Consulta la validez de las traducciones juradas

Puede ser que determinadas instituciones extranjeras no acepten algunas traducciones juradas hechas en Brasil. La validez de esas traducciones dependerá de las reglas establecidas por cada país. Un consejo para saber si la traducción jurada hecha en Brasil vale en el extranjero es observar si el país de destino forma parte del Convenio de La Haya. Con ese convenio, el acuerdo define reglas para la certificación de los documentos expedidos – si el país de destino de su documento no forma parte del convenio, será necesario comprender la legislación del país de destino.

5 – El traductor no podrá darte otras informaciones sobre los documentos que necesitarás

Antes de solicitar una traducción, muchas personas buscan a un traductor jurado o una empresa de traducción para verificar qué documentos hay que traducir para determinado propósito, pero ellos no sabrán contestar esas preguntas. Solamente les compete el trabajo de la traducción del contenido. Las demás dudas referentes a la documentación deben ser verificadas directamente con quienes han solicitado los documentos.

6 – ¿La traducción lista es suficiente?

Por lo general, la traducción jurada de un documento debe presentarse juntamente con el original. Como ya se ha dicho, el grado de detalle exigido variará de una institución a otra. Por lo tanto, el solicitante de la traducción debe obtener esa información.

7 – ¿Las empresas de traducción facilitan mi trabajo?

Sí. Por lo general, las empresas de traducción cuentan con muchos profesionales capaces de traducir documentos a varios idiomas. Así, se convierten en una verdadera central, lo que es bueno para los profesionales, ya que obtienen más trabajos con ellas, y para los clientes, porque tienen más probabilidades de encontrar a buenos profesionales para cualquier idioma que busquen.

8 – ¿Los traductores jurados también pueden hacer traducciones simples?

Sí, están aptos para hacer cualquier tipo de traducción. En este caso, los precios son distintos, ya que hay un número más alto de profesionales en el mercado. Cuando busques una empresa de traducción, tendrás todo el soporte necesario para la contratación de una traducción así. Para los profesionales, les vale mucho el estar atentos a las oportunidades que surgen en las empresas.

9 – ¿Cómo convertirse en un traductor jurado?

Para convertirse en un traductor jurado, hay que aprobar un concurso oposición. Las oportunidades no son muy constantes, de modo que hay largos intervalos entre un concurso y otro. Por esto, si quieres hacerlo, vale la pena estar atento al registro mercantil de tu estado, ya que de allí vendrán las oportunidades para que puedas acceder a esta profesión.

10 – ¿Por qué las reglas de documentos varían de un país a otro?

Cada nación es soberana y cada institución en un país tiene el derecho de exigir más o menos documentos, ya en el idioma original, ya en un idioma extranjero. Por esto, es prácticamente imposible tener reglamentos internacionales comunes, de modo que cada caso debe analizarse aparte. Para los profesionales de traducción, sin embargo, vale la pena informarse de las peculiaridades del país a que se destina tu traducción: pueden surgir oportunidades para ayudar a los clientes.

11 – ¿Cómo es el procedimiento con términos técnicos, jurídicos o científicos?

En este caso, los documentos que tengan estas particularidades exigirán un poco más de trabajo del traductor. Recurrir a diccionarios, glosarios y bibliografías especializadas es parte del trabajo de ese tipo de profesional, así que siempre es importante disponer de enlaces a sitios web internacionales que contengan ese tipo de información. Acuérdate: es un trabajo que exige perfección, ya que la traducción debe ser fiel al documento original.

Solicite su traducción